24 de diciembre Díabueno

24 de diciembre Díabueno

“Díabueno” suena curiosamente extraño al pensarlo, pero toda Nochebuena tiene uno, y durante muchos años algunos nos hemos parado a pensar sobre su importancia.

Generalmente suele ser agotador, prisas, últimos preparativos, organización, etc.

Pero no para todos,  muchas personas viven las festividades de diciembre de manera muy diferente a como las grandes empresas nos venden con su publicidad.

Le invito a imaginarse una de esas cenas familiares o con amigos que acostumbran a tener, todos reunidos bajo el mismo techo, adornos navideños por todos lados, una abundante cena con diferentes platos de comida casera lista para rellenar largos días de gimnasio, y por supuesto el árbol con los regalos, todos envueltos con cariño e ilusión.

Ahora reste de esa imaginación los adornos, los regalos, la abundancia y la gula, ¿Qué le queda? Contradiciendo esta operación matemática vuelvan de nuevo a la realidad repleta de rojos, dorados, calor y olor pero esta vez no incluya a las personas, ¿Cuál de las soluciones prefiere?

Ahora piense que esas realidades  no dependen de usted, que lo que hoy es sueño mañana puede ser piedra, y muchas de las miradas que en su recorrido diario cruza no necesitan recurrir a la imaginación que yo le he pedido anteriormente.

“Díabueno” no es solo un día para preparar, también para agradecer y valorar aquello que por naturaleza nace efímero, para apoyar al desamparado, para distraer tristeza y soledad.

Felices fiestas eterno amigo.