Valores pasados de moda

Valores pasados de moda

Cuando el honor pasa de moda, y los honorables se convierten en una especie en peligro de extinción, un hecho y por supuesto, una tragedia, se ha normalizado la debilidad, el plástico ha sustituido a la madera y al metal, ha llegado la época de los nuevos dioses, unos de carne y hueso con una exposición tan excesiva como deliberada al consumismo, dioses manufacturados y exhibidos por las grandes empresas a modo de molde de aquella pieza que siempre se pierde del rompecabezas.

La palabra se ha jubilado y agoniza en una residencia en Benidorm esperando la dulce caricia de la muerte.

Hemos permitido que se criminalice el valor, que sean los cobardes los glorificados, aquellos incapaces de ver más allá de sus espejos.

Vivimos una nueva época de decadencia, tan obsesionados con llenar nuestros estómagos y bolsillos ignorantes de que mientras tanto vacían nuestras cabezas.

Los nuevos esclavistas eligen sus favoritos de entre aquellos en venta y les convierten en una herramienta de propaganda del estilo de vida consumista.