Cracovia - Viaje a Polonia

Cracovia – Viaje a Polonia

Después de sopesar lugares a los que viajar de vacaciones, comparar precios de vuelos/estancias y lugares de interés turístico, el equipo se decide a viajar rumbo a Polonia, más concretamente a Cracovia, aunque contábamos con cierta ventaja (o al menos eso creíamos) de incluir entre nuestras filas a cierto pintoresco irlandés que ya había visitado con anterioridad la ciudad.

Les presento al equipo formado por Miruna, Dalia, Matthew, Juan y yo.

Nos hospedamos en el hotel Monika a unos 20 minutos andando del centro, Matt decidió quedarse en un hostal más próximo al centro.


LA CIUDAD

Un desayuno fuerte para comenzar el día acompañado de la bebida energética de Mike Tyson, increíble.

Los centros comerciales, en  concreto “Galeria Krakowska” el centro de partida para nuestras aventuras debido a que se encuentra conectado a la estación de autobús y tranvía.

Pasear por Cracovia es una experiencia mágica, combina a la perfección espacios urbanos de una gran ciudad con parques, zonas verdes y lugares de interés.

También vimos maravillas de la fauna nacional.

Por supuesto que Matt intento guiarnos.

Pero más de una vez nos perdimos.

Así que recurrimos al servicio de taxis, sobretodo para aprovechar mejor el tiempo, contábamos con pocos días para conocer una ciudad con tanto que ofrecer. Cuidado con los taxistas, algunos intentaran cobrarte de más.

Visitamos varias zonas de interés turístico y cultural en general, en especial me gustaría destacar la visita a los campos de concentración de Auschwitz y Birkenau, un sitio que te revela las atrocidades de las que son capaces los seres  humanos y que no deja indiferente a nadie, decidí no tomar fotografías de los campos.

También cabe destacar la cantidad de alimentos frescos y la calidad de su gastronomía, comer el Cracovia es más económico que en España, pero no tienen nada que envidiarnos, tienen una gran cantidad de platos y productos estrella, también destacar la venta en mercadillos, un estilo más clásico que rivaliza con la tendencia más moderna de supermercados y centros comerciales.

Todos acabamos con el estomago lleno y descubrimos sitios excelentes donde comer.

Cracovia es una ciudad en evolución y desarrollo, proceso que sucede a pasos agigantados, pero sin perder de vista sus raíces y su cultura.

Llena de palomas y cuervos, colonizando cielos y parques, en perfecta armonía con la población.


LOS CIUDADANOS

Bajo mi opinión encontramos dos clases de personas, las que estaban entusiasmadas con los turistas, gente amable que intentaba ser lo más agradable posible para endulzar la visita del turista, y otra clase de ciudadanos más interesados en acortar su interacción contigo manteniendo en todo momento una actitud defensiva.

Por suerte abundan las personas amables.

Si hablas ingles es muy sencillo interactuar debido a que las personas entre 15-35 años en su mayoría conocen el idioma, durante toda nuestra estancia nos ayudaron, guiaron y resolvieron dudas en varias ocasiones.

Me parecieron bastante trabajadores y serviciales, con ganas de funcionar, sin miedo a resolver una situación.

Un detalle que llamo mi atención, las personas mayores acostumbraban a andar casi en su mayoría mirando hacia el suelo y rara vez se fijaban en las personas que les rodeaban.

Por supuesto los parques recibían una limpieza y mantenimiento constante.


RESUMEN

En resumen, Cracovia es una ciudad maravillosa llena de habitantes dispuestos a compartir su cultura, trata de hablar su idioma y les sacaras una sonrisa, comparte un momento con ellos y descubre que pese a la cultura, el clima y el pasado, no somos un pueblo tan diferente.

Un lugar mágico donde hicimos un montón de actividades, incluyendo disparar en un campo de tiro y salir de fiesta en una especie de ruta de bares con un grupo mayor.

Visita Cracovia, te lo recomiendo.